Cosme Palacio Tinto Reserva
"Viñedos Viejos"

Cosme Palacio Reserva representa nuestra forma de interpretar las cepas viejas de Tempranillo de la Rioja Alavesa. Reúne la huella del tiempo en el viñedo patrimonial, una personalidad fresca y genuina y las formas de hacer que la tradición nos ha legado. Por encima de todo, brilla el estilo heredado de nuestro fundador: innovación apasionante, distinción de alta clase.

PREMIOS Y MENCIONES

Viñedo

Variedad: 100% Tempranillo.
Sistema de cultivo: En vaso.
Tipo de suelos: Viñedos muy viejos de más de 70 años de edad ubicados en pagos de Laguardia, asentados sobre suelos arcillo-calcáreos de muy baja producción.

Vendimia

Modo de recolección: Manual, en cajas de 15 kg. Selección de racimos y bayas procedentes de viñedos viejos con baja producción por hectárea: rendimiento medio de 3.500 kg/ha. El fruto seleccionado grano a grano en el viñedo pasa por mesa de selección a la entrada de bodega. Las singulares características de la uva utilizada y el esmeradísimo proceso hacen que la producción de este vino sea limitada dependiendo de los años, lo que le confiere un carácter exclusivo.

Crianza

La fase de crianza dura 18 meses en barricas nuevas de roble francés de 225 litros. Roble francés nuevo y hendido, de tostado suave y de diferentes tonelerías francesas. Permanece en botella al menos 28 meses.

Elaboracion

Fermentación alcohólica: Uva despalillada estrujada. Largas maceraciones de 28-32 días en depósitos de acero inoxidable con el sombrero sumergido para extraer todos los aromas primarios de la variedad y el máximo potencial de color. Remontados suaves para la mejor extracción de los compuestos polifenólicos. La fermentación maloláctica tiene lugar en barricas nuevas de roble francés, que aportan notas de especias y un perfil suave y muy agradable.

Potencial de guarda

Al menos 20 ó 30 años.

Nota de cata

Precioso color rubí con un ligero ribete teja. Aromas intensos y complejos, en los que el recuerdo de frutas negras como ciruelas y moras convive con tonos de madurez y el registro especiado de la madera de roble nuevo, muy sugerente. En boca es equilibrado, profundo, elegante y de gran frescura, con una gran persistencia al final, plagada de sensaciones agradables.